Calas, hermosas y elegantes flores blancas

La Cala, también conocida como Lirio de agua, es una planta con una flor de gran tamaño, que puede ser de varios colores aunque lo más habitual es que sea blanca, su nombre científico es Zantedeschia aethiopica y pertenece a la familia de las Aráceas, procedente de Sudáfrica, una de sus características más importantes es que es habitual su cultivo en zonas próximas a lagunas o estanques, e ahí el nombre de Lirio de agua.

Su flor está formada por espatas, similares a los pétalos dispuestas en forma de tulipa, que rodean al espádice de color amarillo fuerte, las hojas son de color verde fuerte, también de gran tamaño y con un gran valor ornamental, se trata de plantas que sin ser acuáticas resisten muy bien la humedad, en general requieren de pocos cuidados y se adaptan bien a cualquier zona de clima suave.

En cuanto a la luz, las calas se cultivan mejor en áreas de semisombra,especialmente en zonas calurosas, ya que se resienten ante situaciones de temperaturas muy elevadas, soporta mejor las bajas temperaturas pero tampoco las heladas, de las que la debemos proteger.

Es recomendable regarla en abundancia especialmente en épocas de floraciónabonar el suelo para enriquecerlo con fertilizantes ogánicos, no se ve afectada habitualmente por muchas plagas, aunque sí en ciertas ocasiones por enfermedades originadas por virus o bacterias en cuyo caso nos veremos obligados a eliminar las plantas enfermas.

Por su color blanco y por la elegancia de su porte desde antiguo se han identificado con la pureza, de hecho es habitual su inlcusión en la composición de ramos de novia. Además por su gran tamaño pueden resultar ideales para la decoración de jarrones de diseño con una única flor, para crear ambiente en el interior del hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *