Características de las plantas xerófitas

Se trata de un tipo de plantas realmente muy especial, que pueden adaptarse a las condiciones climáticas más difíciles. Las plantas xerófitas son variedades que han desarrollado mecanismos de adaptación específicos.

Estos mecanismos, generalmente anatómicos, les permiten crecer y sobrevivir en ambientes secos. Es así que estos ejemplares pueden crecer sin problemas en regiones semidesérticas y desérticas, en condiciones completamente áridas o subhúmedas.

Algunos de los rasgos anatómicos que permiten concretar estas adaptaciones son, por ejemplo, la presencia de hojas y tallos engrosados, con capacidad extra para almacenar agua que, de otra manera, no se podría obtener del suelo.

También integran raíces más largas que lo habitual, con una especie de red que se presenta en forma superficial, para captar el agua de las lluvias. Podemos mencionar también los cambios en la fotosíntesis con relación a otras variedades, ya que los tallos realizan la mayor parte del proceso para ahorrar agua y energía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *