Características del agave americana

Las características del Agave americana, también conocida como ágave americana, agave amarillo, pita o alcivara, nos indican que se trata de una planta perenne con gran resistencia a la aridez. Cuenta con hojas grandes, lanceoladas y carnosas, que salen desde el centro y presentan espinas en su borde.

Sus hojas finalizan en un ápice que se asemeja a una aguja, con unos cinco centímetros de longitud. Una de las curiosidades de esta planta es que florece una sola vez en su vida y después muere. Las flores tienen un color amarillo verdoso y un tamaño de hasta diez centímetros.

El tallo floral puede alcanzar los doce metros de altura cuando la planta tiene entre diez y veinte años de edad. Al morir el escapo floral, la planta también muere, aunque deja múltiples retoños a su alrededor que pueden trasplantarse.

Cabe destacar que el Agave americana puede cultivarse en maceta, lo que permite reducir su tamaño. Es importante tener cuidado con su manipulación, ya que el jugo de sus hojas puede producir irritación en la piel y hasta ceguera si entra en contacto con los ojos.

 

El Agave americana, de todas formas, tiene usos que resultan muy positivos. De sus hojas, por ejemplo, se obtiene una fibra que permite fabricar hilos y otros productos textiles.

Las características del Agave americana hacen que sea una planta propicia para las zonas más silvestres del jardín. Lo mejor es escoger una posición a pleno sol, con suelo bien drenado. El riego debe ser muy escaso, mientras que es conveniente abonar en el verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *