¡Ya somos más de 700 mil usuarios únicos mensuales!.    Una publicación de hogarstyle.com
Flores y Jardín
Artículos de la categoría: Cuidados jardinería

Plantación y cuidados de los claveles

Está próximo a llegar el frío invierno, deberás apresurarte y aprovechar los últimos días del otoño para plantar hermosas plantas, como los preciosos claveles.

Si no es la más popular, es una de las más pedidas en las floristerías. Los claveles tienen el don de enamorar a cualquier persona gracias a su noble apariencia, sus colores atrapantes  y su perfume celestial.

claveles-en-macetas

“Coloridos claveles”

Una planta noble y fácil de cultivar

El clavel se muestra con sus coloridos pétalos doblados, bordes recortados, ramificaciones intensas y tallo recto. No es una planta difícil de mantener, más bien es lo contrario.

El suelo apto para cultivar claveles debe ser fértil, con poca humedad. Las semillas de los claveles deben cubrirse con una capa de tierra fina y humedecerse hasta la germinación.

Una vez que brote, podrás transplantarlo de sitio y ubicarlo en su espacio definitivo. Recuerda dejar unos 50 cm entre una planta y la otra. Abona tu clavel cuando sea necesario y no olvides retirar hojas caídas o secas de su entorno.

“Imágenes de diversos claveles”

Las flores de los claveles

Cuida las bellas flores de tus claveles de plagas como pulgones, hormigas, insectos, etc. Revisa que no tengan manchas en sus hojas o en su tallo. Este tipo de factores produciría que la flor se debilite y detenga su crecimiento.

Siempre ten tus claveles bajo el cálido sol y colócales fungicidas cada tanto para combartir las plagas del jardín. Notarás que las flores están maduras cuando sus capullos se abran totalmente. En ese instante podrás recolectarlas.

Si lo que deseas es llenar de colores tu jardín, terraza o balcón, los claveles son, entre las flores más populares, una opción práctica y clásica.

Si quieres enterarte de las últimas novedades en Flores y Jardín, puedes seguirnos en Twitter y en Facebook. Allí publicamos diariamente sobre esta temática ¡no te pierdas ninguno de nuestros artículos! Además, estaremos encantados de resolver tus dudas e interactuar contigo.

Los distintos tipos de poda que existen

A la hora de podar existen diferentes maneras según el fin que se desee. La poda de limpieza es para eliminar las partes indeseables de las plantas o árboles, la poda de formación se realiza para que las ramas se vuelvan fuertes y más equilibradas, la poda de renovación es para sustituir elementos viejos por unos más nuevos y la de mantenimiento permite seguir conservando los ejemplares en buen estado. Pero mejor veamos cómo funciona una por una.

Poda de limpieza

Este tipo de poda tiene como objetivo quitar ramas o flores secas o con plagas. También es apta para emparejar ramas, abrir el interior de los arbustos y dejar libre paso a la luz y al aire. Básicamente es para mantener en buenas condiciones a una planta. Se realiza frecuentemente.

Poda de formación

“Poda de formación a un frutal”

Para conseguir la forma adecuada del arbusto o de la planta se realiza este tipo de poda. Además, sirve para darles a los ejemplares del jardín más fuerza y equilibrio.

Es necesario aclarar que esta poda se realiza durante el crecimiento de la planta. Sirve para mantenerla bella y firme, respetando su figura natural.

Poda de fructificación

Es la poda que se les realiza a las especies frutales a lo largo de los años. Se debe cumplir año a año para obtener mejores frutos o flores. Hay que tener en cuenta que si se mejora la floración se logra una mejor fructificación.

Poda de mantenimiento

En el caso de las especies que no son frutales, la idea es mantenerlas en buen estado.

Poda de rejuvenecimiento

Si tienes plantas viejas, con este tipo de poda lograrás quitar las ramas viejas y estimular la formación de nuevas. Cuando veas que tus plantas se ven enfermas, con pocas flores, hojas pequeñas y opacas; deberías aplicar este tipo de poda.

Para recordar y tener en cuenta:

Los distintos tipos de podas se pueden hacer en una misma planta; pero ten en cuenta que las más jóvenes necesitan sobre todo la poda de formación, las adultas la de mantenimiento y las viejas la de rejuvenecimiento.

Aprende también cómo podar lo setos y poda decorativa.

Si quieres enterarte de las últimas novedades en Flores y Jardín, puedes seguirnos en Twitter y en Facebook. Allí publicamos diariamente sobre esta temática ¡no te pierdas ninguno de nuestros artículos! Además, estaremos encantados de resolver tus dudas e interactuar contigo.

 


Cómo hacer una compostera con abono orgánico

El compost debe prepararse adecuadamente para así obtener mejores resultados en el jardín. Desde Flores y Jardín les enseñaremos a realizar una compostera en casa con elementos naturales, muy sencilla de elaborar y sin gastar dinero.

Todo sea por el bien de nuestras frutas y hortalizas o de nuestras plantas y árboles.

“Haz tu propio abono en casa”

Elementos para hacer abono natural:

  • Hojas verdes y secas.
  • Excremento de animales.
  • Desechos orgánicos.
  • Hierba cortada.
  • Papel periódico.
  • Cartones.
  • Agua.
  • Tanque o barril grande.
  • Tubos.
  • Barreno.
  • Pinches.
  • Alambre.

Una compostera natural dura entre 6 meses y 1 año. Todo depende del tiempo que le lleva al material orgánico descomponerse. Recuerden que al fabricarla deben tener en cuenta los orificios de entrada de aire en el tanque o barril.

Te recomendamos para avanzar el proceso, triturar los materiales del compost en pequeños pedazos. De esta manera, lograrás que tu compost quede listo en menos de 20 días.

Cómo preparar el compost orgánico

1. Junta los desechos de la cocina con la materia fecal (previamente secada al sol).

2. Tritura con la podadora.

3. Coloca el material en el tanque o barril que haz preparado.

4. Coloca agua dentro del barril.

5. Cierra el barril.

6. Recuerda humedecer el material cada tanto.

7. Pon tu barril al sol varias horas al día.

8. A los 20 días obtendrás un producto apto abonar tu jardín.

9. Debes colocar el abono sobre la tierra de la siembra.

Estas publicaciones también te serán útiles:

Estiércol como abono, ¿sí o no?

Cómo preparar abono orgánico líquido.

Si quieres enterarte de las últimas novedades en Flores y Jardín, puedes seguirnos en Twitter y en Facebook. Allí publicamos diariamente sobre esta temática ¡no te pierdas ninguno de nuestros artículos! Además, estaremos encantados de resolver tus dudas e interactuar contigo.

Algas marinas para fertilizar la tierra

En el agua de los mares encontramos desde alimento (peces) hasta minerales de gran aporte para la vida humana y terrestre. Entre los habitantes del inmenso mar, se encuentran las algas, especies ideales para fertilizar la tierra y para acompañar el crecimiento de las plantas.

La historia nos demuestra que en el siglo XIX la fertilización de la tierra con algas marinas era algo muy utilizado. Luego con la llegada de los abonos químicos todo cambió. Pero atención, hoy, debido al efecto nocivo de muchos de ellos, las prácticas del abono con algas parecen haber vuelto a implementarse. Enhorabuena.

“Uso de algas marinas para fertilizar el suelo”

Fertilizar la tierra con productos marinos

Hay abonos que se comercializan que contienen gran cantidad de productos obtenidos del mar; como ser: algas, huesos de pescado, emulsiones, entre otros.

Se ha demostrado que tanto las algas como otros productos de los mares del mundo contienen gran cantidad de micronutrientes que benefician a las plantas.

Dónde obtener algas o elementos marinos para fertilizar la tierra

Una de las opciones que podemos seguir para dar con unas buenas algas marinas, es recolectarlas del mar. De esta manera, si vives cerca de alguna playa puedes conseguir las que quieras en cuestión de minutos.

Otra posibilidad es regar tu jardín con agua de estanques o acuarios. Este tipo de agua contiene mucho nitrógeno y materia rica en minerales que beneficiará a tus flores y plantas.

Qué tipo de algas son las más utilizadas para fertilizar

Según los investigadores del mundo marino, las algas pardas son las mejores y las más utilizadas en agricultura. Las fibras de este tipo de alga nos permite que el compost sea más esponjoso y beneficioso. En cuanto a su función específica para con las plantas, las algas ayudan a aumentar su crecimiento, adelantan la germinación de las semillas y las fortalecen, volviéndolas fuertes a las plagas.

Entre todos los nutrientes que aportan las algas podemos nombrar: Fósforo, Potasio y, el antes mencionado, Nitrógeno.

Si quieres enterarte de las últimas novedades en Flores y Jardín, puedes seguirnos en Twitter y en Facebook. Allí publicamos diariamente sobre esta temática ¡no te pierdas ninguno de nuestros artículos! Además, estaremos encantados de resolver tus dudas e interactuar contigo.

Las mejores herramientas para podar

La poda es una actividad fundamental, de ella dependerá que nuestro jardín se vea colorido, lleno de vida y prolijo. Es por esto que a la hora de elegir las herramientas adecuadas para realizarla debemos tener en cuenta las mejores opciones.

“Video sobre herramientas de poda de Leroy Merlin”

Características generales que deben tener las herramientas para podar:

  • Buen agarre.
  • Un peso equilibrado, no deben ser ni muy livianas ni extremadamente pesadas.
  • Fáciles de manejar.
  • Deben brindar seguridad.
  • Deben realizar cortes suaves y limpios.
  • Poseer buen ajuste entre sus cuchillas.

Modelos adecuados para podar

1. Tijeras de poda de una mano: Cortan ramas de hasta 2,5 milímetros de diámetro. Existen de todo tipo y tamaño. Adaptables a la mano. Pueden ser para cortar ramas resistentes (Tijeras de yunque) o madera verde (Tijeras de corte deslizante).

2. Tijeras de poda de dos manos: Cortan ramas de hasta 40 milímetros de diámetro. Sus mangos pueden ser de madera, aluminio o fibra de vidrio. Los cortes pueden ser de yunque o deslizantes, al igual que las de una mano. Las tijeras de este tipo de la marca Fiskars son las más recomendadas.

3. Tijera de poda tipo pértiga: Son ideales para poda en altura. Presentan mangos fijos o telescópicos (alcanzan de 2 a 5 metros de altura). Permiten adaptarles un serrucho.

4. Serruchos: Son para podar ramas de gran diámetro. Los dientes de los mismos deben estar perfectamente afilados. Poseen mangos de madera o de fibra de vidrio. Hay dos tipos de serruchos: los de dientes especiales afilados en un sentido y los de dientes cruzados.

Consejos para realizar mejor un corte

  • Haz cortes inclinados para que la savia no se acumule.
  • Los cortes se realizan de una vez. Sin dudas, sin forcejeos.
  • La cuchilla de las tijeras debe quedar siempre para abajo, mientras que la contra-hoja debe quedar hacia arriba.

Aprende también cómo podar los setos y poda decorativa.

Si quieres enterarte de las últimas novedades en Flores y Jardín, puedes seguirnos en Twitter y en Facebook. Allí publicamos diariamente sobre esta temática ¡no te pierdas ninguno de nuestros artículos! Además, estaremos encantados de resolver tus dudas e interactuar contigo.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR