¡Ya somos más de 700 mil usuarios únicos mensuales!.    Una publicación de hogarstyle.com
Flores y Jardín
Artículos de la categoría: Poda y Topiaria

Los distintos tipos de poda que existen

A la hora de podar existen diferentes maneras según el fin que se desee. La poda de limpieza es para eliminar las partes indeseables de las plantas o árboles, la poda de formación se realiza para que las ramas se vuelvan fuertes y más equilibradas, la poda de renovación es para sustituir elementos viejos por unos más nuevos y la de mantenimiento permite seguir conservando los ejemplares en buen estado. Pero mejor veamos cómo funciona una por una.

Poda de limpieza

Este tipo de poda tiene como objetivo quitar ramas o flores secas o con plagas. También es apta para emparejar ramas, abrir el interior de los arbustos y dejar libre paso a la luz y al aire. Básicamente es para mantener en buenas condiciones a una planta. Se realiza frecuentemente.

Poda de formación

“Poda de formación a un frutal”

Para conseguir la forma adecuada del arbusto o de la planta se realiza este tipo de poda. Además, sirve para darles a los ejemplares del jardín más fuerza y equilibrio.

Es necesario aclarar que esta poda se realiza durante el crecimiento de la planta. Sirve para mantenerla bella y firme, respetando su figura natural.

Poda de fructificación

Es la poda que se les realiza a las especies frutales a lo largo de los años. Se debe cumplir año a año para obtener mejores frutos o flores. Hay que tener en cuenta que si se mejora la floración se logra una mejor fructificación.

Poda de mantenimiento

En el caso de las especies que no son frutales, la idea es mantenerlas en buen estado.

Poda de rejuvenecimiento

Si tienes plantas viejas, con este tipo de poda lograrás quitar las ramas viejas y estimular la formación de nuevas. Cuando veas que tus plantas se ven enfermas, con pocas flores, hojas pequeñas y opacas; deberías aplicar este tipo de poda.

Para recordar y tener en cuenta:

Los distintos tipos de podas se pueden hacer en una misma planta; pero ten en cuenta que las más jóvenes necesitan sobre todo la poda de formación, las adultas la de mantenimiento y las viejas la de rejuvenecimiento.

Aprende también cómo podar lo setos y poda decorativa.

Si quieres enterarte de las últimas novedades en Flores y Jardín, puedes seguirnos en Twitter y en Facebook. Allí publicamos diariamente sobre esta temática ¡no te pierdas ninguno de nuestros artículos! Además, estaremos encantados de resolver tus dudas e interactuar contigo.

 


Poda decorativa

Jardin podado decorativamente

La poda es una tarea imprescindible en el jardín ya que, al recortar los árboles, arbustos o plantas, es posible guiar su crecimiento y mejorar el rendimiento de los frutos. Claro que, además de estos aspectos importantes de la poda de mantenimiento, se puede desarrollar una poda decorativa para embellecer el espacio verde.

Se conoce como topiaria a la poda ornamental que consiste en el perfilado de formas. De esta manera, con recortes frecuentes y cuidadosos, se puede dar forma a los árboles y arbustos para exhiban figuras geométricas o artísticas. Continuar leyendo →

Cómo podar y mantener tu jardín

Para tener un jardín en buen estado hay que trabajar en él varias horas. Una de las tareas que hay que realizar metódicamente es la poda, que constituye una parte fundamental para que las plantas crezcan sanas y con fuerza.

Con algunas técnicas tendrás arbustos y árboles que se destacarán en tu jardín. A continuación te damos algunos consejos:

  • Para mantener la producción de brotes es recomendable podar al comienzo del otoño. Deberás quitar la madera vieja, dejando un tercio de las ramas más antiguas alrededor de la base.
  • Para podar la copa, se debe extraer la rama principal para favorecer su ramificación. Esto hay que hacerlo en el primer año.
  • Cuando el arbusto es viejo tiende a hacerse leñoso. Para ello, hay que podarlo dejando en su parte baja un poco de follaje. Luego, se puede añadir abono en el suelo para facilitar el rebrote.
  • Para cortar una rama, hay que dejar 30 centímetros para que el peso no destruya la planta. Luego, puedes cortar desde el nacimiento. No es aconsejable usar productos para que cicatrice porque se expone la planta a enfermedades.

Imagen: jardineria.pro

Insecticidas con restos de poda

Los restos de poda, habitualmente destinados a la basura, pueden tener una variada utilidad. Los comunes pueden servir para conseguir esquejes con los cuales multiplicar plantas y árboles, utilizando restos de especies que ya han crecido adecuadamente en nuestro jardín.

Sin embargo, los restos de poda de las plantas aromáticas tienen otra importante función, ya que pueden servir como insecticidas. Además del ahorro de dinero que esto supone, también permiten evitar el contacto de las plantas con sustancias químicas.

Para avanzar en esta práctica solución es necesario emplear los restos de plantas aromáticas como el laurel, la hierbabuena o la albahaca, dejándolos macerar en agua luego de haberlos hervido.

Posteriormente habrá que pulverizar sobre las plantas la infusión obtenida, logrando de esta manera mantener alejados a los insectos de los ejemplares. Se trata también de una opción ideal para el cuidado y mantenimiento de una huerta casera ecológica, considerando que no se utilizan químicos.

Imagen: calderasybiomasa.com

Poda de frutales: algunas pautas

frutales

Con el propósito de obtener una mejor cosecha en nuestros árboles frutales, es necesario seguir algunas pautas que permiten optimizar la poda en este tipo de árboles. Manzanos, perales y otras variedades requieren un manejo específico.

Por ejemplo, es básico emplear tijeras de poda correctamente afiladas, ya que las heridas de poda deben ser limpias y sanas, para impedir la penetración de enfermedades que pueden afectar el rendimiento del frutal.

Para promover un crecimiento más rápido de la copa es posible recortar en verano. Hay que podar las tres cuartas partes de los brotes, manteniendo a la vez aquellos que marquen la prolongación de las ramas principales en la copa del frutal.

Otra buena opción es inclinar las ramas de manera horizontal y atarlas. Esta medida estimulará la formación de botones. A la hora de eliminar las ramas, hay que suprimir aquellas que crecen hacia dentro. La imagen que apreciamos pertenece al portal del INTA (Argentina).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR